Madre primeriza en el embarazo

El nacimiento de tu primer bebé fue, en parte, una lección de la que seguramente aprendiste cosas sobre ti misma y que tal vez puedas poner en práctica en esta ocasión. ¡Aprovéchalo!

La experiencia de ser padres-2

El nacimiento de un primer bebé es, en parte, una lección para aprender cosas sobre ti misma y que tal vez puedas poner en práctica en esta ocasión. Quizá la ansiedad y los temores propios de una madre primeriza te impiden a  animarte a planificar todo lo que sueñas. En este artículo te queremos ayudar con eso.

La experiencia que viviste al tener a tu primer bebé te permitió entrar en contacto con otras posibilidades, o inclusive pudiste haber disfrutado cada momento tal como fue y quieras repetir esa vivencia. En cualquier caso, la experiencia previa te va a servir.

Madre primeriza hablando con médico y pareja

Antes de tomar la decisión, conversa con tu pareja y tu médico. Cuéntales cuáles eran tus expectativas previas al parto, qué sentiste cuando llegó el momento y cómo fueron los días posteriores.

Sabiendo esos datos y escuchándote, ellos podrán ayudarte a evaluar cuál será la mejor opción para la llegada de tu segundo bebé. Conversa sobre la anestesia que prefieres, sobre inducción, cesárea, episiotomía, y todos los temas que te interesen.

Reservando la clínica favorita

Si tu parto fue en un hospital o una clínica y te sentiste bien tratada por los profesionales que te atendieron, tal vez tengas ganas de repetir la experiencia. Si es así, en primer lugar asegúrate de que esas mismas personas puedan estar a tu disposición cuando llegue el momento.

Quizá en esos días no puedan asistirte, pero sí estén en condiciones de recomendarte a profesionales y auxiliares de su confianza. Procura conocerlos con tiempo, conversar aunque sea un poco con ellos. De esa manera, cuando llegue el momento del nacimiento te sentirás contenida y con gente conocida, en lugar de con desconocidos que tampoco tienen demasiadas noticias sobre ti.

Primeriza decide parto natural o parto en casa

Si tu primer parto fue uno natural, en casa de partos o en tu propia casa, y disfrutaste cada detalle, probablemente quieras volver a sentir esas sensaciones. Recurrí al equipo que te acompañó aquella vez; si ha cambiado, conoce a sus integrantes antes de tomar una decisión.

Recuerda que el parto es un momento muy especial en tu vida y tienes derecho a tomarte el tiempo que necesites en lugar de apresurarse a tomar una decisión. Si te mudaste desde el parto anterior, tal vez el equipo profesional necesite conocer tu nuevo hogar para evaluar las posibilidades de acompañar el nacimiento allí, o si es necesario buscar otro ámbito.

 

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×