Baberos de bebés

Infaltables a la hora de las comidas, este artículo infantil se ha transformado en un marcador de estilo. Cada vez más novedosos, los coloridos diseños no deben dejar de ser prácticos, cómodos y fáciles de limpiar.

427_f2

El clásico babero delicado, redondito y de tela lisa quedó atrás; dejando lugar a modernos modelos de diferentes tamaños y materiales. Sin embargo, no debemos olvidar que la función de esta prenda es proteger el pechito y la ropa del bebé durante la lactancia, la etapa de las babas y de las manchas producidas durante sus primeras comidas.

El tamaño, un gran aliado

Cuando el niño incorpora alimentos sólidos conviene elegir los baberos más anchos y largos para proteger su ropa. También, hay modelos estilo delantal que son más cómodos de llevar y se venden por talle. Incluso algunos hasta vienen con mangas, ideales para los más inquietos.

Babero asegurado

Para sujetarlos al cuello, los baberos vienen con cintas para atar, con broches o hasta con cuellos tipo camiseta. Los que tienen velcro son fáciles de poner pero el bebé se los quitará apenas descubra que puede hacerlo de un solo tirón. Una nueva alternativa disponible son los broches que transforman cualquier servilleta en un práctico babero, por lo que es una solución sencilla cuando están fuera de casa.

Baberos multifunción

En cuanto a las opciones multiuso, hay baberos que vienen con recogemigas. Se trata de un ingenioso bolsillo que retiene el alimento que se le escapa al bebé, evitando que ensucie el piso. Otro modelo práctico son aquellos que vienen con tira porta chupo.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×