Celebrando las fiestas con tu recién nacido y familiares

Es lógico que tu bebé sea la atracción de la fiesta. Prepárate para que lo alcen, despierten… pero también para que le brinden amor.

Celebrando las fiestas con tu recién nacido y familiares

Si vas a pasar Navidad o Año Nuevo en una casa con muchos invitados, hay algo que es bueno que sepas antes de tocar el timbre: estás llevando en tus brazos o en su flamante cochecito a una de las atracciones más codiciadas de la fiesta: tu bebé.

La atención durante un largo rato y tal vez durante toda la velada, se centrará en él o ella.

Abuelos, tíos y primos no le quitarán sus ojos de encima y seguramente te lo pedirán para cargarlo en brazos, ayudarte a darle de comer o hacerlo dormir. Recibirás muchos consejos y advertencias.

Si hay niños querrán jugar con él, acariciarlo y exclamar ante cada uno de sus gestos. No faltará alguien que al verlo dormido hará lo imposible para despertarlo.
Pero esto no es una catástrofe, no debe preocuparte ni mucho menos aguarte la fiesta.

El entusiasmo es normal y también es una demostración de afecto. Mientras estés preparada y sepas poner límites con mucha elegancia, evitarás ponerte tensa y transmitir esa tensión a tu bebé.

Entre miradas

Lo ideal es buscar un medio justo que sea lo más natural y espontáneo posible. Date un tiempo de relax para que los familiares disfruten de tu bebé y él pueda recibir el cariño que quieren brindarle.

Pero cuando llegue la hora de amamantarlo y de dormirlo, lo más recomendado es retirarte a un lugar tranquilo para que nadie los moleste. Todos comprenderán.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×