El cambiador

La mayoría de los padres están de acuerdo en que cambiar pañales en un lugar específico facilita esta tarea y la hace más rápida. Les dejamos algunos consejos para organizar el momento de cambiar los pañales.

El cambiador

Una forma de ser más organizada es colocar, cerca de tu cambiador, una o dos repisas donde estén los artículos necesarios para este cambio. Debe haber espacio suficiente en las repisas para colocar los pañales, toallitas húmedas y otros elementos que te haya recomendado usar tu pediatra, como crema protectora.

Cerca del cambiador, coloca una barra con las toallitas húmedas adicionales y algunos ganchos de plástico donde puedas colgar la ropa de tu bebé. Esto te resultará muy útil. Puedes tener cerca un tachito para tirar los pañales cuando los hayas cambiado. Te ahorrarás tiempo si tienes también una bolsa para ropa sucia a mano, colgada de un costado del cambiador.

Todo lo que coloques cerca del cambiador debe estar asegurado y fuera del alcance de tu bebé. Una vez que te organices, descubrirás que tú y tu bebé pueden disfrutar el tiempo que pasen juntos en esta rutina diaria. Una buena idea es colocar algunos adornos que el bebé pueda observar mientras lo cambias: puede ser algún móvil o unas sencillas figuras fosforescentes pegadas al techo.

Háblale a tu bebé con delicadeza, señala algún objeto cercano, una cortina, un juguete o la sombra en la pared, y cuéntale una historia acerca de cualquiera de ellos. Aun cuando tu bebé no pueda entender lo que le estás diciendo, esta conversación mantendrá al bebé entretenido y le dará la oportunidad de escuchar tu voz y hacer que ambos estén más unidos.

Es importante que recuerdes no dejar nunca solo a tu bebé sobre el cambiador. La mayoría de los accidentes de bebés suceden en un segundo de descuido.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×