En el vacunatorio

Son pocas las madres que no se estresan o sienten angustiadas al momento de llevar a su bebé al vacunatorio. Si bien es difícil que ponerse una vacuna se convierta en la experiencia favorita de tu bebé, hay algunas cosas que puedes hacer para que la experiencia no resulte tan traumática.

En el vacunatorio

Si es posible, deja a tus otros hijos con una amiga o pariente, para poder concentrarte en el que recibió la vacuna.

Con chicos más grandes juega a "visitar al doctor” y habla sobre cómo la aguja evitará que se enferme después.

Trata de recordar llevar su juguete favorito o algo dulce para comer después de la inyección y así distraerlo.

Si tu hijo se pone muy nervioso con las agujas, habla con el médico sobre el uso de algún agente que adormezca el área antes de la visita. Trata de estar relajada para que tu bebé no perciba ninguna onda negativa y entienda que sentirá un dolor momentáneo.

Vas a tener que sostener a tu hijo de manera firme durante las inyecciones. Considera llevar a tu pareja si crees que es necesario.

No planees hacer mucho después de la vacuna. Regresa a tu casa y tengan un día tranquilo.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×