¿Levantar al recién nacido de la cuna o no?

Al hablar de hábitos de sueño, lo recomendable es acostumbrar al bebé a que duerma en su cuna. Pero durante los tres primeros meses de vida, habrá momentos en donde deberán calmarlo entre sus brazos.

Cuna de los bebés-2

¿Puedes imaginar cómo se sienten los astronautas cuando regresan del espacio y deben caminar como los demás mortales que sufren la ley de gravedad? Bueno, así de extraño, o más, se siente tu bebé. Mientras estuvo dentro del útero se acostumbró a estar sostenido por la musculatura uterina. Sin saberlo le dabas un auténtico abrazo contenedor con el interior de tu cuerpo. Y así es que tu bebé, como los astronautas, está acostumbrado a flotar en absoluta ingravidez.

Conociendo la gravedad

En el momento en que nació, experimentó la gravedad de la Tierra por primera vez en su vida. A esto se debe que muchas veces, mientras duerme, presente un natural reflejo de sobresalto, que se observa con un sacudón en el cuerpecito y en sus brazos que se levantan como buscando la estabilidad perdida.

En estas situaciones necesita ser sostenido y contenido por el regazo y los brazos de sus padres. Esta es la mejor manera de contrarrestar esta desagradable sensación que irá perdiendo poco a poco, tal como los astronautas cuando regresan del espacio.

Es por esto que muchos pediatras recomiendan calmar el bebé en los brazos. Si bien lo ideal es que se duerma siempre en su cama, durante los tres primeros meses no hay más reglas que la necesidad de que se adecue a esta nueva tierra donde las reglas no son las que aprendió durante aquellos felices días en que tú misma fuiste su única casa.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×