Semana 4: Introducción a las vacunas

Cuando nacen, los bebés cargan con cierta inmunidad gracias a los anticuerpos recibidos a través de su madre. Pero eso no dura para siempre y por ello, se indican las vacunas.

369_f2

¿Qué son las vacunas?

Se trata de productos biológicos que se rigen bajo estrictas normas de seguridad. Su finalidad es mantener sanas a las personas protegiéndolas frente a diversas enfermedades.

¿De qué están hechas?

Se elaboran con antígenos o componentes de antígenos de diferentes gérmenes, sustancias extrañas al organismo que al ingresar “informan” al sistema inmunológico para que produzca defensas específicas (es decir, anticuerpos) contra determinadas enfermedades.

¿Qué otros componentes pueden tener?

Al igual que en otros productos farmacéuticos, en la composición de las vacunas es necesario incluir otros componentes, también estudiados y aprobados por las autoridades sanitarias, con el fin de facilitar o ayudar a la respuesta inmunológica y conservar su eficacia desde su fabricación hasta su administración.

Algunos de ellos son los siguientes:

• Los adyuvantes, que son componentes que se añaden a las vacunas para mejorar la respuesta inmunológica que estas producen, acelerándola, prolongándola o potenciándola.
• Los conservantes, que son sustancias que se adicionan con el objetivo de evitar la contaminación de las vacunas con hongos y bacterias, desde su fabricación hasta su aplicación.
• Los estabilizadores, que mantienen las propiedades de las vacunas.

¿Cuántos tipos de vacunas hay?

Existen varios tipos de vacunas:

• Las conjugadas, a las que se les agrega o conjuga una proteína, con el objetivo de aumentar la respuesta inmunológica para que resulten eficaces cuando se administran a niños menores de 2 años, por ejemplo la vacuna contra el Haemophilus infiuenzaetipo b. Las inactivadas o purificadas, es decir elaboradas con microorganismos muertos, como la anti hepatitis A.
• Las recombinantes, como la anti hepatitis B, producidas mediante técnicas de ingeniería genética.
• Las vacunas de virus o bacterias vivos atenuados, fabricadas con el mismo germen que provoca la enfermedad pero sometido a procesos especiales que lo debilitan, como la vacuna anti poliomielítica oral Sabin y la vacuna antituberculosa BCG.

Según el tipo, las vacunas proveen protección en el 70% al 100% de los casos.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×