Semana 8: La hora de la vacunación

En este mes ya es momento de la segunda visita al médico, en la que recibe la mayoría de las vacunas más importantes. Es un buen momento para recapitular qué vacunas le corresponden a esta edad, según el Calendario de Vacunación.

376_f2

Tu bebé ya tiene dos meses y duerme por periodos más largos, sobre todo a la noche, aunque todavía puede despertarse para comer. Es un gran momento para aprovechar y descansar un poco.

• También disfruta mucho los paseos más largos en y fuera de la casa. El jardín o casas de familiares o amigos es una muy buena opción: a ti te ayuda a despejarte y para él significa el descubrimiento de nuevos mundos.

• Ahora han mejorado su atención, su oído, su vista y su tacto. Diferencia sonidos y objetos, sobre todo los colores y los movimientos. Ya puede reconocer algunos colores y diferentes brillos. En esta etapa ya no agarra los objetos involuntariamente, ya puede buscarlos voluntariamente.

• Es una buena oportunidad de brindarle juguetes livianos y coloridos, como una pelota: va a seguirla con la vista, tocarla y estará fascinado. Pero cuidado: también empiezan a llamarle la atención los objetos pequeños como botones o piedritas, que pueden terminar en su boca.

Más vacunas

Debe ser aplicada la segunda dosis de la vacuna Anti-hepatitis B. La primera se aplica durante el primer mes, la segunda ahora y la tercera en el sexto mes. Además, debe aplicarse la primera dosis de la vacuna contra la poliomielitis (Sabin oral). La segunda dosis es al cuarto mes y la tercera cuando el bebé tiene seis meses. El primer refuerzo es a los 18 meses y el segundo a los 6 años.

La Cuádruple, que protege contra la difteria, tétanos, tos convulsa e Influenza tipo B (que provoca la meningitis bacteriana y neumonías severas), debe aplicarse también este mes, la segunda dosis es al cuarto mes y la tercera cuando tiene seis meses. El refuerzo llega a los seis meses.

Muchas veces las vacunas provocan reacciones secundarias como fiebre, dolor o enrojecimiento en el área donde fue aplicada, dificultades respiratorias o que el bebé esté inquieto en general o llore más de lo acostumbrado. Es normal y son síntomas que suelen desaparecer en un par de días, pero si algo te preocupa, no dejes de consultarlo con tu médico.

Además de la vacunación el médico realizará un nuevo chequeo de rutina, que incluye pesarlo y medirlo para controlar su desarrollo. Nuevamente, es una buena oportunidad para que le hagas cualquier consulta que necesites.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×