Semana 9: Volver al trabajo

Para algunas madres, llega el momento de volver a trabajar y recuperar algo de la rutina que tenían antes del nacimiento del bebé.

377_f2

Características generales

• En la novena semana tu bebé ya es todas sonrisas. Puede reconocerte y vas a notar su alegría cuando te ve y te escucha. Es un placer que nunca será suficiente.
• Sus músculos están más fuertes, ya puede sostener por más tiempo su cabeza erguida, incluso boca abajo.
• En breve va a levantar sus brazos y mover u cabeza hacia diferentes direcciones.
• A medida que mejoran sus movimientos y coordinación, crecen las posibilidades de que se lleve a la boca todos los objetos pequeños que estén a su alrededor. Es decir, vas a tener que estar alerta para que no se ahogue, por ejemplo, con un botón.
• Como mamá deberás estar un poco más alerta, evitando descuidos en cuestiones cotidianas del hogar: recuerda que los bebés agarran todos los objetos porque tienen la necesidad de conocer y conectarse con el entorno.
• Su oído está más desarrollado por lo tanto reconoce los ruidos y reacciona ante ellos. Los asimila tanto que puede demostrarte que le gusta y que no.
• Hay que aprovechar entonces a estimularlo a través de la lectura. No importa qué digas, te va a escuchar con fascinación: elegí leer lo que más te guste, cambiando siempre de tono y enfatizando mucho las palabras. El reconoce los gestos y las diferencias de entonación.
• Una muy buena noticia es que ya duerme más horas seguidas, sobre todo a la noche, por lo que vas a tener un respiro.
• Algunos padres no tienen esta suerte y deberán esperar incluso hasta el sexto mes para lograr noches más tranquilas.

Sobre la vuelta al trabajo:

Para algunas madres, llega el momento de volver a trabajar y recuperar algo de la rutina que tenían antes del nacimiento del bebé. Algunas prefieren tomarse más tiempo, porque no se sienten seguras de dejar tantas horas a su pequeño. Otras no tienen muchas opciones y deben buscar alternativas para que sus bebés estén lo mejor posible en su ausencia.

En todos los casos no constituye una tarea fácil dejar al bebé puesto que desde su nacimiento se le dedicaron las 24 horas del día. Así es que toda la atención de la mamá (también de la familia) estuvo centrada en que no le falte nada. De modo que al principio será un poco angustiante pero con el correr de las semanas y después de una buena organización, podrán sobrellevar mejor la situación.
El primer tema a tener en cuenta es la alimentación. Algunas madres prefieren acostumbrar temprano a sus bebés con la mamadera. Puedes elegir darle tu leche extraída en diferentes horas del día (en tu trabajo también) o bien fórmula.

Además, tienes que elegir donde lo dejas. Puedes contratar a alguien que lo cuide en tu casa. En este caso, es conveniente que tu bebé y tú pasen algunas semanas con esa persona, para que se sienta seguro y registre que tú estás completamente cómoda con su presencia. Si decidís dejarlo en alguna guardería también deberías pasar tiempo allí para que se acostumbre al lugar y a la gente en tu presencia. De esta manera, la transición es mucho menos brusca para tu bebé y para ti.

comentarios