Transitando un embarazo múltiple

Transitar un embarazo múltiple puede generar más incomodidad que un embarazo único. Probablemente visites a tu médico con mayor frecuencia que si esperaras un solo bebé y te realicen más ecografías para estar tranquilos.

Llevar un embarazo múltiple-2

También son importantes los estudios para asegurarse de que tus bebés cuentan con suficiente espacio para su crecimiento normal y de que se están desarrollando al mismo ritmo durante el embarazo. 

El aumento de peso probablemente sea alto, de modo que no sería extraño que te sientas más pesada. El útero de mayor tamaño ejerce más presión sobre otros órganos, con las molestias que esto ocasiona. Además de éstos, otros síntomas normales del embarazo suelen presentarse y experimentarse más pronto y con mayor intensidad, como por ejemplo: 

  • Estreñimiento
  • Dificultad para respirar
  • Acidez
  • Problemas urinarios
  • Dolor de espalda
  • Hemorroides
  • Dolor pélvico
  • Importancia del reposo

 

Si en cualquier embarazo es importante evitar los esfuerzos físicos y descansar lo suficiente, en los embarazos múltiples lo es especialmente. Vas a necesitar descansar, dormir mucho y consultar con tu médico qué tipo de actividad física puedes realizar y cuál no es conveniente dependiendo siempre de cómo se desarrolle tu embarazo. Esto probablemente irá cambiando a medida que se acerque el parto. 

Los embarazos múltiples de tres o más bebés con frecuencia requieren reposo en cama desde la mitad del segundo trimestre. A partir del séptimo mes de embarazo, independientemente de si se presentan complicaciones o no, el reposo será cada vez mayor, para beneficiar el crecimiento de los bebés. El reposo aumenta el flujo de sangre hacia la placenta. Especialmente si lo haces de costado y sobre el lado izquierdo, estás favoreciendo el aporte de nutrientes a tus bebés.

Todo esto no quiere decir que tengas que alarmarte: algunas mujeres no sufren mayores problemas de los que experimentarían con un embarazo normal.

 

comentarios