Prepárate para la primera semana junto a tu bebé

Foto KristinMorris_1

Las mamás primerizas pasamos por varias noches sin dormir antes de dar a luz.  Además de la incomodidad que podamos sentir por el tamaño de nuestra panza, tenemos nervios, miedos y muchas inseguridades por todo lo nuevo que se nos viene.  ¿Dormirá mi bebé? ¿Podrá lactar bien? ¿Cómo le voy a cambiar el pañal?  Esas son algunas de las preguntas que nos hacemos y que nos angustian antes de tiempo.  A continuación te cuento algunas cosas que vivirás la primera semana o incluso el primer mes con tu bebé.

Vas a estar agotada – Después de un parto hay una recuperación de por medio así que aprovecha lo días que tengas en la clínica para recibir toda la ayuda posible y aprender todo lo que puedas de las enfermeras.  Vas a estar cansada pero te sorprenderás de que a pesar del cansancio igual tendrás fuerzas para cuidar a tu bebé.

Duerme cuando tu bebé lo haga – Los bebés en la panza duermen durante el día y están despiertos durante la noche, es por eso que cuando nacen siguen con esos horarios volteados.  Hasta que se adapte y sus horarios también, tu debes aprovechar de dormir siestas en los momentos que tu bebé duerma así te recuperas.  Puedes leer aquí un artículo que escribí con tips para ayudar a que tu bebé duerma toda la noche.

uidado de tus pechos durante la lactancia. zones inseguridades de primerizas de bloqueen. Confia tar pierdes mucho liquas horasé

Lactancia – Dar de lactar no es fácil al principio, pero una vez que tu y el bebé le agarran la mano es uno de los placeres más maravillosos del mundo. Al principio duele e incluso te pueden salir heridas en los pezones, aplicarte crema con lanolina y caléndula en los pezones ayudará a que no se agrieten ni estén tan adoloridos. Encuentra aquí algunos consejos para el cuidado de tus pechos durante la lactancia.  Es importante estar bien hidratada porque al dar de lactar pierdes mucho liquído y estar hidratada ayudará a que tengas buena cantidad de leche.

Pide ayuda – Vas a necesitar ayuda y es importante que la pidas para que no te abrumes con todo lo nuevo que te toca vivir.  Necesitas que alguien esté pendiente de ti y te ayude.  Ya sea en darte un vaso de agua, pasarte al bebé o mirartelo para que te puedas dar una ducha.  Tener personas de confianza que te puedan brindar soporte al menos algunas horas al día te va a aliviar y hacerte sentir mejor.

Sigue tu instinto – Nadie sabe más que tú, sigue tu instinto materno, escucha a tu bebé y escúchate a ti misma. No dejes que los miedos e inseguridades de primeriza te bloqueen. Confía en ti, tu eres la mamá y nadie más que tú sabe lo que tu bebé necesita y lo mejor para el.  

Las mamás sacamos fuerzas que no sabíamos que ni teníamos para darle amor y cuidar a nuestros bebés de la mejor forma posible.  No tengas duda de que lo harás muy bien y serás una súper mamá.  La naturaleza es sabía y nuestro cuerpo está preparado para todas las etapas que nos tocan vivir. Si necesitas ayuda pidela, tener una buena cadena de soporte es importante porque así como tu cuidas del bebé es importante que también te ayuden y cuiden de ti.

Cualquier consulta no dudes en escribirnos a nuestra comunidad de expertas.

 


Validar mi información para opinar.

Si no estás registrado, regístrate aquí

Olvidé mi contraseña

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×