Lazos afectivos con el bebé-2

Los lazos afectivos con nuestro bebé se dan desde la noticia de nuestra gestación, es un camino lleno de ilusión y expectativas.  La madre inicia con su bebé lo que llama el Dr. Verny “comunicación psicológica”, de ella depende el vínculo madre e hijo.

¿Cómo interfiere la comunicación psicológica en el vínculo madre e hijo?

  • Al hablar de comunicación psicológica nos referimos a la capacidad del niño para responder a los sentimientos y pensamientos más profundos de su madre. El bebé en el vientre capta tanto la carga emocional transmitida por el lenguaje hablado como las actitudes y los afectos que no se expresan verbalmente.

  • Cuando una madre acaricia a su hijo a través de su vientre, murmurando: «¿Cómo estás, cómo está mi maravilloso bebé?», el niño por nacer percibe que lo aman, y eso hace que se sienta bien. Si los adultos nos nutrimos de amor, elogios y respeto, así mismo lo harán los niños, nacidos o por nacer”.

¿Por qué es importante saber esto?

Porque nosotras somos escultoras del desarrollo emocional y físico de nuestro hijo y desde el vientre y los cuidados del embarazo se darán las bases para su desarrollo futuro y configurarán su autoestima y autoconcepto.

Por otro lado muchas mamás se preocupan por la relación que comienzan a tejer con su bebé recién nacido, pues les resulta difícil hallar una conexión con el bebé y sentir que él es receptivo a sus cuidados, sin embargo, si desde el embarazo se han esmerado por crear ese vínculo y cercanía, será mucho más fácil para los dos congeniar apenas el bebé nazca.

No olvides que los cuidados en el embarazo no son sólo médicos, los espacios que generes con tu bebé para establecer una conexión emocional también son parte importante de estos cuidados, por eso a continuación queremos dejarte algunos consejos para que el vínculo sea cada vez más fuerte y natural.

¿Cómo forjar el vínculo madre e hijo?

  • Durante el embarazo mantener una actitud de serenidad y calma. Esto propiciará una comunicación activa, aún cuando no lo veas y no lo sientas tu bebé está sintiendo cada emoción que experimentas, nutriéndose de ellas.

  • A medida que avanza el embarazo su presencia será más evidente, empezará con sensaciones en tu vientre como burbujas y luego llegarán las pataditas, esto te hará sentir su presencia.

  • Poco a poco las conversaciones serán parte de tu rutina diaria y a medida que la gestación avance, el vínculo afectivo también crecerá.

  • Es importante que toda la familia participe de este diálogo, el papá, los hermanitos y abuelos también. Así al nacer ya reconocerá sus voces y continuará este maravilloso proceso.

  • La música para el bebé en el vientre es clave, te recomendamos crear una rutina de comunicación que puede incluir música que le guste a la familia, así el bebé al nacer será parte del disfrute familiar.

  • Está científicamente comprobado, que al escuchar melodías no sólo estimulamos su audición, sino que le ayudamos emocionalmente y también cooperamos en el desarrollo de su cerebro.

  • Con los controles prenatales veremos el mágico proceso de su crecimiento y desarrollo, lo acompañaremos en este camino y junto a ti afianzará su autoestima y estabilidad emocional como afirma el Dr. Verny:

A lo largo de los años las investigaciones han ido demostrando, que tanto el bebé que va a nacer como el recién nacido son individuos sensibles, intuitivos y capaces de sentir emociones. Las acciones simples que llevemos a cabo de forma regular, crearán un vínculo con nuestro niño o niña desde antes de su nacimiento. Todo esto estará de algún modo, contribuyendo a la salud emocional y física que tendrá tu bebé durante el resto de su vida.

Junto a tu bebé irás fortaleciéndote y logrando seguridad preparándote para el momento del nacimiento.

Cualquier consulta no dudes en escribirnos a nuestra comunidad de expertas.

 


Validar mi información para opinar.

Si no estás registrado, regístrate aquí

Olvidé mi contraseña